El Centro Histórico de Cartagena de Indias refleja la estructura de las ciudades coloniales españolas, en donde las plazas eran consideradas zonas de influencia ,centros de economía y explotación alrededor de las cuales, fueron construidos de manera monumental las principales instituciones militares, políticas y eclesiásticas (catedrales, ayuntamientos, gobierno, juzgados etc.) así como preponderantes casonas de grandes balcones y patios, propias de la nobleza española y criolla.  Es por ello que el Centro Histórico y sus plazas representan en la actualidad, el  escenario propicio para un encuentro con el pasado.

Podrías iniciar tu recorrido de esta manera: Entrando por la memorable torre del reloj se encuentra la plaza de los coches, antiguamente mercado popular donde se llevaba a cabo la compra y venta de esclavos y mercancías.  En esta plaza se encuentra la estatua de Don Pedro de Heredia, fundador de Cartagena de Indias y es el punto ideal para comenzar el recorrido  por la ciudad vieja -¡ que mejor forma de hacerlo que  degustando los tradicionales dulces del caribe colombiano en el reconocido portal de los dulces.

Torre del reloj

Seguido a la Plaza de los Coches se encuentra la Plaza de la Aduana, donde a lo largo de la historia, han prevalecido las instituciones políticas de la ciudad, en épocas coloniales las oficinas de los oficiales reales, en la actualidad las oficinas principales la Alcaldía de Cartagena.

Plaza de la aduana

Cerca a la Plaza de los Coches y de la Aduana  se encuentra la Plaza de San Pedro Claver, allí se encuentra la parroquia y casa  donde vivió y murió San Pedro Claver, un sacerdote llamado esclavo de los esclavos por su gran labor en la protección y defensa de miles de esclavos. La Casa Museo de San Pedro Claver cuenta con una colección arqueológica de material precolombino y de la colonia.

Plaza San Pedro Claver

 La siguiente plaza a visitar en la Plaza Santa Teresa  en la calle San Juan de Dios, donde podrás encontrar el Museo Naval del Caribe y  conocer acerca de la  historia  de piratas, submarinos, así como maquetas sobre batallas navales.

A continuación podrías dirigirte a la Plaza de Bolívar: considerada plaza mayor en tiempos de la colonia. Allí se realizaban los grandes actos militares de la colonia, y hoy  es un lugar predilecto para  tertulias, encuentros, relajación e interacción cultural. Entre sus grandes árboles y fuentes de agua se encuentra la estatua de Simón Bolívar . Allí encontrarás el momento propicio para refrescar la garganta con las ensaladas de frutas propias del caribe y tomarte la tradicional fotografía con la mujer palenquera.

Alrededor de la Plaza de Bolívar  se encuentra Palacio de la Inquisición, el  Museo del Oro,  la Plaza de la Proclamación (escenario de divulgación publica e independista)  y la Catedral de Cartagena. El Palacio de la inquisición de arquitectura barroca, era el tribunal de Penas del Santo Oficio, que condenaba con la muerte y castigaba con tortura todo acto que atentara en contra de la fe católica tal es el caso de la brujería y la blasfemia.                                                                                                                            podrá recrear historias sobre cómo se castigaba con pena de muerte, azotes, cárcel o con la humillante túnica de sambenito a los herejes. El Palacio de  la Inquisición es también sede de la Academia de Historia y del Archivo Histórico de la ciudad.   En el Museo del Oro se encuentra  una colección de piezas de orfebrería, cerámica, líticos, conchas y huesos de culturas precolombinas. Entre maquetas, colgantes, vasijas, trabajos de alfarería y otros vestigios se encuentra latente la composición social, política, económica de la cultura del zinú predominante en el caribe colombiano. Durante los primeros años, el financiamiento de la gobernación de Cartagena fue en gran  parte por los saqueos a los indígenas del Sinú, valles de san Jorge y del cauca realizados por Don Pedro de Heredia, fundador de Cartagena.

La siguiente plaza a visitar es la Plaza Santo Domingo. Frente a  la iglesia santo domingo sin duda alguna la plaza con mayor afluencia de turistas y vida nocturna por sus restaurantes y bares. Allí está la Iglesia Santo Domingo y la famosa escultura de Botero, la Gorda Gertrudis.

Atravesando el callejón de los estribos en una esquina de la iglesia, hallarás las Murallas de Cartagena. Murallas construidas para soportar seguidamente una secuencia de cañonazos y combatir ejércitos numerosos. Hizo  parte del formidable sistema de  defensa creado por la colonia para proteger militarmente los tesoros de España. Esta obra heroica cuenta con una infraestructura submarina para proteger la ciudad de la fuerza del oleaje y corrientes del mar (Partes de las murallas sumergidas tienen mayor altura que las que alcanzan a verse en la superficie). Pasearse a lo largo de toda la muralla es un plan imperdible para todo visitante y es el lugar predilecto para meditar y pasar un atardecer en familia frente al mar caribe.

Siguiendo el caminar sobre las murallas, podrás encontrar el Cuartel de las  Bóvedas: Fue el último bastión militar construido por España para cerrar el recinto amurallado, esta obra de estilo neoclásico terminada en 1798 está compuesta por 23 bóvedas. Fue  utilizada en tiempos coloniales como sitio para albergar las tropas, almacenar víveres además de  municiones; y en tiempos de independencia como cárcel política. En la actualidad es el centro principal de artesanías de Cartagena de Indias. Entre  tiendas y galerías, brillan piezas autóctonas de caribe como hamacas, sombreros, bolsos, joyas, y pinturas las cuales podrás  llevar consigo como detalle y recordatorio de la ciudad.

Puedes terminar tu paseo visitando el parque india catalina a las afueras del recinto amurallado. Allí encontraras las estatua de la India Catalina (símbolo  de los indios caribes en Cartagena de Indias) Cuenta la leyenda que para el año 1509- Época de Conquista- fue raptada en lo que hoy es el municipio Santa Catalina- departamento de Bolívar – una india de 14 años, quien fue llevada a Santo Domingo por los españoles, criada bajo sus creencias religiosas y educada al castellano. Luego de 20 años de adiestramiento, es traída nuevamente al territorio kalamary (primer nombre dado a  Cartagena de Indias- que en lengua indígena significa cangrejo)  con el desmedido propósito de intermediar en la pacificación de las tribus y la conquista del Español Pedro de Heredia  en los territorios  de la costa colombiana.

Si piensas realizar este pequeño recorrido en horas del día, recuerda que en Cartagena hace mucha calor y humedad, prepárate con ropa fresca y calzado cómodo. Bloqueador solar, panola, lentes para el sol y una botella de agua.  Este paseo lo puedes realizar caminando, en bicicleta, patineta, para hacerlo más rápido y divertido.